Cuando una mujer deja de amar a un hombre empieza a sentir estas 7 cosas

Amar es mucho más fácil que dejar de sentirlo, pocas personas superan un amor y siguen adelante sin preocupaciones, lo cierto es que cuando alguien llega a amar verdaderamente, olvidar es imposible, simplemente con el tiempo las heridas sanan, uno se recupera y decide continuar su camino asimilando que todo tiene su final y este es uno de ello.

La persona enamorada se le nota el sentimiento porque lo traen a flor de piel, sobre todo a las mujeres quienes por lo general somos más sentimentales y expresivas, pero cuando estas deciden dejar de amar, también hay cosas que hacen y muestran que son los indicios de que sus sentimientos o relación han comenzado a cambiar.

Estos son los principales indicios que toma una mujer cuando va empezando a dejar de amar a un hombre, toma nota:

  • Ya la despedida no son la misma, no sientes nada cuando te dice adiós aun sabiendo que no lo veras por un par de días, incluso llegas hasta a sentir alivio o simplemente te es indiferente la situación, algo que no ocurre cuando se está enamorado, por lo general, los enamorados tardan mucho despidiéndose e incluso ninguno desea separarse, se desea estar el mayor tiempo posible juntos.

2- Las salidas, juegos, atención, comidas juntos ya no se disfrutan como antes y sin importar que lo que pasa en una mesa dice mucho de una pareja. Las conversaciones se tornan aburridas o simplemente no existen, muchos desacuerdos en la comunicación.

3- Al despertar ya no sientes la misma emoción si lo ves a un lado de ti, ya no te motiva despertarlo con un beso y darle los buenos días o quedarte unos minutos en cama acariciándolo o te levantas hacer desayuno antes de despertarlo. Cuando en realidad se está enamorado todo lo que haga o se desea y se hace con gran sentimiento.

4- Si deja de importarte, así de simple ya no hay amor, simplemente cuando no se ama a alguien todo lo que tenga que ver con esa persona pasa por desapercibido. cuando no hay amor tampoco habrá interés, uno comienza a dedicarse más tiempo y a preocuparse más por uno mismo y en ocasiones culpable.

5- Cuando no hay amor, no le echas de menos, no deseas saber dónde y con quien está y ese tiempo que no están juntos simplemente se te borra de la mente, te da lo mismo cuando llega a casa, prefieres continuar con la tranquilidad de estar en soledad.

6- Llega una ilusión de encontrar a alguien distinto, tu mente recrea pasado con alguien más que conociste o quiere conocer. Crece una nueva ilusión por volver a enamorarte y la inquietud por salir y conocer a más personas, si estas con esa persona te siente como una rutina.
7- Las historias que te imaginas y recreas en tu mente ya no lo incluye lo deja a parte. Tristemente si tu pareja comienza a desaparecer de tus pensamientos, es porque no es alguien que quieras para tu futuro.

Por último, piensa mirar otros horizontes, hacer tus propios planes que ya no lo incluyen, tu mundo gira entorno a ti y nada más, eres feliz y sonríes y te das cuenta de que ambas ya no son en ningún sentido gracias a él. Ahora eres solo tú con muchas ganas de volver a empezar.

 

 

2 Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.