Remedio casero para los vellos enterrados.

No hay nada más molesto que los bellos encarnados en las piernas, las manos o la cara, siendo más incómodos, aquellos que se forman con espinillas. Los bellos encarnado son muy común en las personas que tienen el pelo rizado o grueso, pero casi todas las personas se enfrentan a este problema. Es una forma en la que los cabellos crecen por debajo de la piel sin llegar a salir. Por lo general, se produce porque la piel muerta bloquea el folículo piloso.

Las personas que se depilan con cera o usan pinzas para quitar el vello no deseado de forma regular, generalmente son propensos a los pelos encarnados. El uso de ropa apretada y de métodos incorrectos de depilación, también pueden provocar la aparición de pelos enterrado. Los síntomas más comunes son picazón y erupciones en la piel. Para muchas personas el pelo enterrado es muy doloroso y aparecen en forma de granitos rojos similares a los de las espinillas que aparecen en la piel y pueden infectarse con pus. Hay muchas formas de tratar el pelo enterrado en casa sin tener que gastar mucho dinero en el spa.

Remedios caseros para tratar los pelos encarnados:

 

Compresa tibia. Para suavizar los tejidos alrededor de los bello enterrados, coloca una toalla caliente o húmeda en la zona afectada. Repite este procedimiento hasta que el cabello esté lo suficientemente cerca de la superficie de la piel.

Utiliza unas pinzas. Después de aplicar la compresa tibia y una vez que el pelo esté cerca de la superficie de la piel, agarrar lentamente la punta con las pinzas de modo que quede por encima de la piel. Recuerda que el objetivo no es arrancar el pelo ya que es muy doloroso. No te olvides de desinfectar las pinzas con alcohol antes de usarlas. Nota: En ocasiones el pelo puede parecer un bucle, pero no te preocupes, esto se debe a que crece por debajo de la piel.

El peróxido de benzoílo es particularmente bueno para los vellos enterrados que se llenan de pus y parecen espinillas. Coloca peróxido de benzoico en la zona afectada varias veces al día durante al menos una semana. Al realizar este procedimiento, retira toda la piel muerta que se encuentra alrededor de la zona afectada. Esto reducirá la protuberancia o hinchazón y hará que el pelo cresca mas rápido.

Leche y pan. Esto puede sonar tonto, pero funciona, especialmente cuando el bello enterrado tiene forma de bucle. Calienta un poco de leche y moja un pedazo de pan en ella. Luego, coloca el pan sobre el bello enterrado durante unos 2 minutos o hasta que el pan se enfríe. Repite nuevamente durante otros 10 minutos. Comprueba si el poro se ha abierto; si es así, utiliza una aguja estéril para tirar de la punta.

Sal. La sal no sólo ayuda en la exfoliación, sino que también aumenta la circulación sanguínea para ayudar a que el bello enterrado salga. Toma 1 ½ cucharaditas de sal y mézclala con 1 taza de agua tibia. Sumerge una bola de algodón en esta solución y aplícalo sobre la zona afectada sin retirarlo. Esto es más conveniente hacerlo antes de ir a la cama para que la sal pueda exfoliar y limpiar la piel durante la noche. Repite este procedimiento todos los días hasta que aparezca la punta del bello enterrado. Otro método puede ser añadir sal de Epsom al agua de baño y exfoliar suavemente la piel con una esponja o paño mientras te bañas. Aplica crema hidratante o gel de aloe vera en el lugar después del baño. Repite este procedimiento todos los días hasta que el pelo encarnado salga.

Cambia tus técnicas de maquillaje. Los hombres que tienen pelos encarnados en la cara no deben aplicar demasiada presión con la cuchilla de afeitar y no deben estirar su piel mientras se afeitan ya que atrapan las puntas del pelo en el folículo. Además, siempre deben usar una cuchilla con una sola hoja en lugar de dos o tres.

Vinagre. Mezcla en un taza un poco de vinagre y agua caliente (recuerda que debes mantener la mezcla caliente). Sumerge un paño en esta mezcla y presiónalo ligeramente sobre la zona afectada. Cuando la tela se enfríe, sumérgela nuevamente en la mezcla tibia y vuelve a colocarla en la zona afectada. Este método toma más tiempo, por lo que puede ser que tengas que realizarlo durante al menos una semana.

Depilación láser. En este método una máquina apunta con un rayo láser a la zona afectada y mata el folículo piloso, por lo tanto, saca el pelo encarnado.

Azúcar. El azúcar ayuda a deshacerse de las células muertas de la piel y empuja el pelo encarnado hacia la superficie. Mezcla ½ taza de aceite de jojoba con 1 taza de azúcar, añádele 10 gotas de aceite del árbol de té y aplica esta mezcla sobre la zona afectada. Luego, frota el área con movimientos circulares y una vez que termines, lava la zona con agua tibia. Realiza este procedimiento durante dos a cuatro semanas o hasta que el pelo encarnado salga a la superficie.

Bicarbonato de sodio. Mezcla una taza de agua y 1 cucharada de bicarbonato de sodio. Luego, sumerge un algodón o un paño en la solución y aplícalo sobre la zona afectada. Déjalo durante cinco a diez minutos y lava la zona con agua fría. Repite este procedimiento dos o tres veces en un día para obtener resultados más rápidos.

Bolsas de té negro. Las bolsas de té negro tienen una alta concentración de ácido tánico que suavizan la piel y al mismo tiempo, reducen la inflamación y el enrojecimiento. Frota una bolsita de té caliente sobre la zona afectada durante tres minutos cada día varios días consecutivos. Alternativamente, puedes mantener la bolsa de té en agua durante algún tiempo y luego, eliminar todo el exceso de agua en un recipiente. Añádele 1 cucharadita de agua de coco a esta agua de té. Sumerge una bola de algodón en la mezcla y luego colócala sobre la zona afectada. Repite este procedimiento dos veces al día hasta que veas el cambio deseado en la piel.

Miel. Aplica miel en la zona afectada y deja que se seque. Luego, lávate con agua fría.

Pepino. Coloca unas rodajas de pepino en el refrigerador y después de ½ hora, frota suavemente las rebanadas en la zona afectada. Alternativamente, machaca ½ pepino y mézclalo con 1/3 taza de leche. Refrigera la mezcla. Sumerge un paño o algodón en la mezcla y colócalo en el pelo encarnado. Después de unos minutos, lava la zona con agua tibia. Utiliza el remedio dos veces al día durante varios días.

Vinagre de manzana. Remoja un algodón en vinagre de manzana y aplícalo sobre la zona afectada. Deja que tu piel absorba el vinagre y luego, usa agua tibia para lavar la zona. Repite el procedimiento dos veces al día.

La aspirina. La aspirina alivia los síntomas asociados con el pelo encarnado como es la inflamación y el enrojecimiento. Todo lo que necesitas hacer es remojar 2 tabletas de aspirina en 1 cucharadita de agua tibia y agrégale 1 cucharadita de miel. Aplica esta pasta sobre la zona afectada y déjala durante al menos 10 minutos. Enjuaga la zona con agua tibia y sécala. Realízalo una o dos veces a la semana.

Café. Mezcla ¼ de taza de café molido sin preparar con 1 taza de agua tibia y masajea con la mezcla la zona afectada durante unos minutos realizando movimientos circulares. Por último, enjuaga con agua tibia. Las propiedades ácidas del café hacen que el pelo encarnado salga fácilmente.

Aloe Vera. Utiliza gel de aloe vera puro para frotar la piel. Deja que se seque y luego enjuágalo con agua tibia. Repite este procedimiento dos a tres veces en un día durante al menos una semana.

Aceite del árbol de té. El aceite de árbol de té ayuda a reducir la hinchazón y el enrojecimiento causado por pelos encarnados. En un trozo de algodón vierte unas gotas de aceite de árbol de té y colócalo en el área del pelo encarnado. El aceite facilitará la salida del pelo y evitará un mayor crecimiento de los pelos encarnados. Alternativamente, puedes añadir unas gotas a tu gel de baño y utilizarlo para limpiar tu cuerpo.

 

Normas

Siempre debes hidratar tu cuerpo cuando intentes realizar cualquiera de los tratamientos anteriores.

Antes de afeitarte debes exfoliar la piel.

Quita el pelo encarnado sólo cuando veas la punta del pelo por encima de la piel.

Siempre debes limpiar la piel antes de tratar de eliminar cualquier suciedad superficial.

Una vez que quites el pelo encarnado, aplica un poco de crema antibiótico en el área afectada.

No pinches la piel con las pinzas.

Evita afeitarte mientras que la piel alrededor de los pelos encarnados no esté sana.

Las mujeres deben evitar el uso de cremas depilatorias para reducir el riesgo de irritación.

No utilices medicamentos o pomadas sin consultar al médico.

No arranques la punta del pelo encarnado ya que se reactivará el problema.

Evita usar ropa apretada alrededor de la zona que tiene pelo encarnado.

Respuestas rápidas a preguntas frecueuntes

¿Qué hacer para los pelos encarnados en las piernas?

Utiliza una pinza: puedes ayudar a salir un pelo encarnado en la pierna, valiéndote de una pinza, debidamente estéril. Procede a limpiar la zona, luego raspa cuidadosamente hasta descubrir el pelo encarnado. Luego limpia el área con alcohol y una crema antibacteriana, para evitar infección.

Aloe vera: utiliza el gel de aloe vera para eliminar los pelos encarnados. Coloca el gel un rato en la nevera para que enfrié, luego pon un poco sobre el área afectada, repite esto todas las noches antes de dormir y veras como en poco tiempo, el vello encarnado saldrá a la superficie. Si no tienes gel de aloe vera, utiliza directamente el cristal de la sábila, el cual resulta mucho más efectivo.

¿Cómo curar los pelos encarnados en la barba?

Aceites esenciales: para curar los pelos encarnados en la barba, puedes utilizar los aceites esenciales que son de manzanilla o lavanda. Diluye un poco en agua y luego con un algodón empapado, pásalo por el área afectada. Debes realizar este proceso todos los días, varias veces al día.

Exfoliación: con la ayuda de una crema exfoliante puedes masajear varias veces al día sobre el vello encarnado, repite por varios días hasta lograr desencarnarlo.

Paño caliente: calienta un paño con vapor lo suficiente pero que no queme, y colócalo sobre la zona afectada, el calor hará que la punta del pelo encarnado en la barba, salga.

 

¿Cómo evitar los vellos encarnados?

Cuidado en la depilación: el proceso de depilación con cera, aparentemente debilita el crecimiento del vello, lo que lo lleva a encarnarse. Otras personas manifiestan que utilizar afeitadora también es una causa, porque no lo saca de raíz. Por lo tanto, debes estar pendiente del método que emplees.

Abre los poros: cuando te duche utilizar agua caliente o saunas unas tres veces por semana, puede ayudar a mantener los poros abiertos para que los vellos crezcan correctamente y no se encarnen.

Utiliza laser: una de las más novedosas técnicas de depilación, que al emplearla 3 o 4 veces continuas, hace desaparecer el vello, lo cual evita que crezca.

Crema con retinoides: se puede utilizar, por ejemplo, la Retin-A, Renova, para promover la exfoliación o el desprendimiento de las células muertas de la piel. Este tipo de crema también puede tratar las manchas marrones y piel engrosada causada por los pelos encarnados.

Crema de cortisona: un esteroide tópico puede reducir el enrojecimiento y la inflamación, lo cual resulta una crema muy buena para los pelos encarnados. La cortisona está disponible sin receta en concentraciones bajas, pero también es posible que se indique una concentración más alta.

En algunos casos, es necesario recurrir a los antibióticos orales, para tratar los bellos enterrados infectados.

¿Cuál es el tratamiento médico para los bellos enterrados?

Remover en casa: el médico te dirá que debes remover la zona para que el bello salga a la superficie, esto lo puedes hacer exfoliando el área con azúcar y crema, extrae el pelo encarnado con una pinza desinfectada y limpia el área con alcohol, pon una crema con antibióticos.

Depilatorios químicos: este procedimiento es llevado a cabo por el médico tratante, para liberar el pelo encarnado.

Remoción del pelo: el médico también puede optar por la opción de remover el pelo encarnado a través de una diminuta incisión.

Depilación láser: este es otro método que funciona muy bien como tratamiento médico para los pelos encarnados, si no están infectados.

¿Qué remedio utilizar para los bellos enterrados en la axila?

El área de la axila es muy sensible, por lo que se recomienda colocar compresas de agua tibia o una toalla húmeda con vapor, para ayudar a salir el pelo a la superficie por sí solo.

Pinza: si ves que el pelo ya está a punto de salir, puedes ayudarlo utilizando una pinza previamente desinfectada. Coloca suficiente alcohol en el área para evitar que se infecte.

Agua y sal: pon a tibiar agua con sal y con un algodón, humedece la zona afectada. También puedes exfoliar con sal fina, para ayudar a remover el bello enterrado en la axila.

Bicarbonato de sodio: disuelve bicarbonato en agua, luego empapa un algodón y lo dejas en la axila por 15 minutos, presionándolo con el brazo.

¿Cómo evitar los pelos encarnados en el pubis?

Prepárate para la depilación: todo consiste en que un día antes, realicen una exfoliación de la zona para ayudar a eliminar las células muertas, esto evitará que después de la depilación, el vello quede atrapado.

Desinfecta el área previamente: antes de depilarte, realiza una limpieza con antimaterial en el área para evitar infecciones posteriores. También debes esterilizar los instrumentos que vas a utilizar, como pinzas, máquinas depiladoras, etc.

Evita afeitar: el método de afeitar no es una práctica muy recomendable, ya que aumenta la posibilidad de que crezcan bellos enterrados en el pubis.

¿Qué utilizar para el vello enterrado en la entrepierna?

Saunas: puedes aplicar vapor en una sauna para ayudar a que los poros se abran y así permitir que el vello enterrado salga a la superficie de la piel.

Azúcar o sal: si la zona no está infectada, puedes valerte de una exfoliación para ayudar a sacar el pelo encarnado en la entrepierna.

Aceite de oliva: también es un poderoso método para ayudar a sacar el pelo encarnado, puedes agregar un poco de azúcar para que sea más efectivo.

Aceites esenciales: utiliza aceites de manzanilla o lavanda, ambos con su efecto desinflamatorio, pueden ayudar a liberar el vello enterrado.

¿Qué remedio es mejor para el vello enterrado en la vulva?

Existen varios remedios para extraer los vellos enterrado; sin embargo, tienes que ser muy precavida por la sensibilidad de esta parte de tu cuerpo; el mejor remedio para los bello enterrado en la vulva, es el aloe vera; si tienes a tu alcance una planta, separa la punta de una hoja y aplica el gel directamente en la zona inflamada. Si no la tienes, acude a una casa naturista y adquiere un gel de áloe vera, pero asegúrate de optar por uno que no contenga componentes artificiales; Incluso tu dermatólogo te lo recomendaría cómo tratamiento para deshacerse de los vellos encarnados en la vulva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.